El Balso

El tercer árbol del que quiero hablarles se llama Ochroma piramidale   mejor conocido como balso.  Todo el que alguna vez ha ido al campo a bañarse en algún rio, lo tiene que haber visto.  Sus hojas anchas parecidas a las del guarumo, pero que no se parecen en más.  Son árboles conocidos como de primera emergencia, ya que una vez que se elimina el Bosque Primario, casi que con los pastos o hierbas son los primeros en salir junto con el guarumo y otras especies también de primera sucesión.

Su madera es tan suave, pero a la vez muy firme, que a menudo se utiliza para hacer canoas, artesanías y desde los indígenas y luego los campesinos, usaban su madera para hacer bateas, platos, vasijas y otros utensilios caseros.

 

Las abuelas nos ponían a recoger la flor del balso cuando empezaba a caer, para utilizar su lana para rellenar almohadas; todo esto ocurría durante el verano en época de vacaciones.

La industria forestal panameña está tan atrasada, que no conozco que haya hecho ni siquiera el intento de buscarle un uso, mientras que países como Brasil y Colombia aprecian tanto esta madera, que tienen establecida plantaciones y la especie es beneficiada con los incentivos forestales para promover su siembra.

En estos y otros países, la madera del balso es muy apreciada por lo liviana y estable o sea que cuando se seca y se sacan tablas, la madera no se tuerce como otras, incluso más pesadas.

El uso que se le da es para decoración, forrar habitación que se utilizan para grabaciones musicales, ya que esta madera repele y absorbe los ruidos.  Se utiliza también en la industria de aeromodelismo y juguetes.  Su precio llega a ser superior a otras maderas más pesadas.

 

El balso es otra madera que crece mucho en Panamá, pero el campesino y sobre todo el ganadero la cortan y quema para ampliar la frontera agrícola.

Cuando se pasa el puente Centenario y se recorre casi un kilómetro, a uno y otro lado del camino, en toda la regeneración natural que se crea en la cuneta, la componen mayoritariamente árboles de balso y notarán que no llegan a los cinco años, pero ya son árboles gruesos y con alturas que llegan a los 10 metros; crecen muy rápido.

Cuando los vean, espero que los aprecien y vean cuánto recurso perdemos por tener una industria atrasada y pensar, que todo lo tenemos que comprar afuera y no producir nada.

 

Sabías que:

Los primeros aviones que trataban de hacer volar y surcar los cielos,

fueron construidos con madera de balso.  Desde luego no llegaron a

volar, pero subieron.

Recuerden si les gusta este articulo favor compartir…